Todo error deja una esperanza