Nadie camina por la vida sin haber pisado en falso