No existe el hombre perfecto, tampoco existe la mujer perfecta.