Los instantes perdidos son irrecuperables.