Fija tus ojos hacia adelante en lo que puedes hacer