Fácil es juzgar los errores de otros, difícil es reconocer nuestros propios errores...