Algunos finales son felices, otros tan solo son necesarios.