Sólo si te permites el lujo de soñar, tus sueños podrán convertirse algún día en una realidad.