Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera.