Nunca terminamos de conocer a las personas que nos rodean