El sabio recorre su camino con aceptación y alegría