No te merece quien te culpa por sus errores