domingo, febrero 18, 2024

La silla vacía

La silla

La hija de un hombre le pidió al sacerdote que fuera a su casa a hacer una oración para su padre que estaba muy enfermo. Cuando el sacerdote llegó a la habitación del enfermo, encontró a este hombre en su cama con la cabeza alzada por un par de almohadas.

Había una silla al lado de su cama, por lo que el sacerdote asumió que el hombre sabía que vendría a verlo. – «Supongo que me estaba esperando», le dijo.

– «No, ¿quién es usted?», dijo el hombre.

– «Soy el sacerdote que su hija llamó para que orase con usted. Cuando vi la silla vacía al lado de su cama supuse que usted sabía que yo iba a venir a verlo».

– «Oh sí, la silla», dijo el hombre enfermo.

«¿Le importa cerrar la puerta?».

El sacerdote, sorprendido, la cerró. «Nunca le he dicho esto a nadie, pero… toda mi vida la he pasado sin saber cómo orar.

Cuando he estado en la iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los beneficios que trae, etc., pero siempre esto de las oraciones me entró por un oído y salió por el otro, pues no tengo idea de cómo hacerlo.

Por ello hace mucho tiempo abandoné por completo la oración.

Esto ha sido así en mí hasta hace unos cuatro años, cuando conversando con mi mejor amigo me dijo: «José, esto de la oración es simplemente tener una conversación con Jesús.

Así es como te sugiero que lo hagas… Te sientas en una silla y colocas otra silla vacía enfrente tuyo ,luego con fe mira a Jesús sentado delante tuyo. No es algo alocado el hacerlo, pues Él nos dijo ‘Yo estaré siempre con ustedes’.

Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estás haciendo conmigo ahora mismo».

José continuó hablando: «Es así que lo hice una vez y me gustó tanto que lo he seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces. Siempre tengo mucho cuidado que no me vaya a ver mi hija, pues me internaría de inmediato en la casa de los locos».

El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José que era muy bueno lo que había estado haciendo y que no cesara de hacerlo, luego hizo una oración con él, le extendió una bendición, los santos óleos y se fue a su parroquia.

Dos días después, la hija de José llamó al sacerdote para decirle que su padre había fallecido.

El sacerdote le preguntó: «¿Falleció en paz?». «Sí», respondió la hija. «Cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde me llamó y fui a verlo a su cama. Me dijo lo mucho que me quería y me dio un beso.

Cuando regresé de hacer compras una hora más tarde ya lo encontré muerto. Pero hay algo extraño al respecto de su muerte, pues aparentemente justo antes de morir se acercó a la silla que estaba al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré.

¿Qué cree usted que pueda significar esto?».

El sacerdote se secó las lágrimas de emoción y le respondió: «Ojalá que todos nos pudiésemos ir de esa manera».

Reflexiones Cristianas:

Facebook Comments Box
Artículo anterior
Artículo siguiente
ARTÍCULOS RELACIONADOS

31 COMENTARIOS

  1. Dios si existe ay que creer en el pero igual nosotros como seres humanos cometemos nuestros herrores. Y ay que aceptar nuestro castigo

  2. Todo lo que tu pidas con fe a nuestro señor jesus el te lo cosede solo con fe por eso demosle grasias siempre por estar ayi con nosotros que mejor satifacion que esagracias por. Sus bendiciones amen…

  3. Amiga solo quiero decirte q Dios te ama, ojala que algun dia el te ponga un siervo suyo en tu camino y siembre su palabra en tu corazon, y que aceptes algun dia a Jesus como tu unico salvador Dios te bendiga y ojala que algun dia el amor de Dios se siente en la silla de tu corazon y reine para siempre que la paz del Senor este contigo bendiciones….

  4. Pase muchas cosas difíciles en mi vida y siempre estuve sola tengo miedo a morirme y estar sola también quisiera tener fe en Dios como mucha gente pero no puedo ojalá existiera entonces no juntaría a la gente mala con la buena y no sufririan las personas que no se lo merecen.

    • Dios te ama, solo tienes que aceptar que el existe para poder creer en el, x lo q veo hay mucha amargura en tu corazon, pero dejame decirte algo el es el unico que puede sanarte esas heridas que tanto te duelen solo recuerda que no estas sola el esta contigo tocando las puertas de tu corazon y solo esta esperando que le abras cuidate Dios te bendiga.

    • Un consejo cree en Dios, seria lo mas savio que harias en tu vida, amar y creer en Dios es lo mejor que me ha pasado en la vida, pero recuerda esto: Dios te ama, aunque no creas en el.

  5. Ke bonita reflexion cada dia amo a dios y es bueno siempre tener encuenta ke siempre el esta al ladito de nosotro me gustaria ke cuando yo me fuerea a ir el estuviera ay con migo

  6. me hace llorar esta reflexion,me hubiera gustado tener esta oportudidad un poquito con mi padre que fallecio hace 32 años cuando y tenia 8 años, aun me duele su ausencia y espero verlo algun dia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

REFLEXIONES CRISTIANAS

La silla vacía