El que sabe estar de rodillas ante Dios.