El amor llega a aquel que tiene fe y espera