El amor es ciego...