Cuando llevas el sol por dentro, no importa si afuera llueve.