viernes, junio 14, 2024
InicioReflexiones por TemaReflexiones de FamiliaCarta de un difunto a su familia.

Carta de un difunto a su familia.

Carta de un difunto a su familia.

Adorada familia, han pasado varios meses desde que partí desde entonces cada lágrima que derraman por mí, me lleva a lo más profundo de mi corazón, ¡¡¡reforzando así cada día más ese cordón de plata que ata mi estadía con ustedes, pero he partido!!!

Y es algo que tienen que entender, aunque mi presencia no se vea estoy allí, aunque mi sonrisa se apagó, sonrió también cuando en medio de su dolor una risa se escapa.

Solo quiero recordarles que cuando lloran por mí, hacen que mi viaje espiritual sea más lento, y me aferre más a ese plano terrenal al que ya no pertenezco.

Comprendo su dolor y el vació que dejé, pero aun así quiero que sepan que no importa las circunstancias que nos alejaron, que lo único importante es el tiempo que compartimos juntos, porque cuando estaba en vida me amaron y los amé…

Lloramos y nos reímos, en la enfermedad y la salud, nos debilitamos y nos fortalecimos, nos resbalamos y nos levantamos, cometimos errores y los corregimos, estuvimos juntos en los momentos difíciles, malos y buenos.

Eso es lo único que deseo que recuerden con un sentimiento de alegría porque, aunque mi cuerpo dejó de existir estoy ahí con mi alma y espíritu que nunca morirá.

El otro día te abrace y te estremeciste, te toque y experimentaste un escalofrío, te susurré al oído y te encogiste de hombro, te llame y volteaste a mirarme te besé y suspiraste.

Querida familia mi universo aquí es más sencillo, aquí olvidé el sentimiento de dolor, agonía, impotencia, crueldad, vanidad, envidia y mil sentimientos más…

Aquí solo conozco un sentimiento representado en paz, tranquilidad, armonía, serenidad y amor y por esta razón yo les imploro a ustedes que no hagan que experimente el sentimiento de tristeza, cuando me invocan y lloran por mi ausencia.

Recuerden que solo pasé el examen a un mundo más espiritual al cual me eligieron a mí primero, pero al que mañana quizás tú seas el elegido y así de nuevo nos volveremos a ver y entenderás entonces que solo fue ayer que nos dejamos de ver.

Con todo mi amor para ustedes se despide alguien que físicamente no está, pero ahora vive en sus corazones.

P.D.

LOS ABUELOS LES ENVÍAN UN MILLÓN DE ABRAZOS Y LOS RECUERDA CON AMOR.

Reflexiones para la familia

Facebook Comments Box
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -

REFLEXIONES CRISTIANAS

Carta de un difunto a su familia.