viernes, febrero 16, 2024
InicioSentimientos y emocionesFrases de humildadUn hecho vale mas que mil palabras.

Un hecho vale mas que mil palabras.

Un hecho vale mas que mil palabras.

Si tus palabras no convencen, deja que tus acciones hablen por ti.
Recuerda que pequeños detalles hacen grandes momentos.
 
Un hecho vale más que mil palabras, no hay manera de que una palabra tenga igual trascendencia que una acción.
Un hombre debe alinear su mente racional con sus emociones, para que sus actos tengan una procedencia genuina y no queden desconectados de lo que dicen sus palabras.
Un hecho vale más que mil palabras porque con uno solo equivocado puedes destruir una relación que las palabras por sí mismas no pueden mantener.

 

Frases de humildad,
Facebook Comments Box
ARTÍCULOS RELACIONADOS

3 COMENTARIOS

  1. Hay acciones que dicen mas que mil palabras lo certificó hay personas que no creen lo que uno es capar de hacer hasta que se lo demuestras con hechos y mas… Pero el peor error del ser humano es creer que harán lo mismo por ti cosa que es tan cierto la frase nunca esperes nada de nadie asi no te desepcionaras ��

    Hay veces hacemos demasiado por personas que no mueven ni una piedra solo por estar enamorado uno se encierra en un circulo de maravillas cuando no es asi pero llega el coñazo cuando peor estas y lo digo por experiencia

    Tu actitu mató todo el amor que yo te tenia frases que esconetan a cualquier ser enamorado ��

  2. Quisiera comentar algo que me marcó de pequeña. En nuestro barrio había una librería un tanto antigua, atendida por cuatro hermanos mayores. Vendían útiles escolares, juguetes, algunos libros y magazines. Eran los años 60 Las revistas eran pasadas de moda, los juguetes no eran muy atractivos y los útiles escolares tampoco tenían una gran demanda. Sin embargo aquellos hermanos eran afectuosos y se notaba el tremendo esfuerzo que hacían pagar pagar el alquiler y mantener el negocio. Un día, el hermano de un famoso jugador de football, instaló un local de librería y juguetería y kiosko, a escasos 5 metros del otro negocio. Es decir a menor distancia que la permitida en aquel entonces, para el mismo rubro. La mercadería era por demás atractiva, juguetes modernos, variedad en los útiles escolares, golosinas de todo tipo. Quien lo atendía tuvo el descaro de afirmar que en 2 semanas conseguiría que nuestros queridos libreros cerraran su negocio. Pero no contó ese cretino, con el boicot que sin ningún tipo de acuerdo previo, le haría nuestro barrio. NADIE le compraba nada a este hombre que se sentía muy importante nombrando a su hermano el famoso futbolista. A las dos semanas el que tuvo que cerrar su negocio fue él. No se si hoy día las personas reparamos en este tipo de situaciones y tenemos capacidad de reacción como para poner a los sinvergüenzas en su lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

REFLEXIONES CRISTIANAS

Un hecho vale mas que mil palabras.