Para ser grandes en la vida, solo necesitamos ser humildes de corazón.