Nunca eches en cara lo que haces por los demás.