No hay nostalgia peor, que añorar algo que nunca existió.