No es necesario mostrar bellezas a los ciegos