La verdad duele, la mentira mata, pero la duda tortura