Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos