Hay un amigo que nunca te abandonará... JESÚS.