Gracias Señor por la oportunidad de vivir