Gracias Padre Dios por ser mi Refugio y amparo