Éxito no significa vencer siempre, sino no darse por vencido nunca