¿Sabes qué, cuando lloras a tus muertos, lloras por ti y no por ellos?