A veces es mejor dejar que algo se vaya