Una persona que ríe a diario no es porque siempre le vaya bien