A veces la persona que más hace reír, es la que más necesita una sonrisa