Una persona cambia por dos razones