Una de las cosas más tristes de la vida