Señor coloco en Tus Manos todas mis luchas