No necesitas quien te complete, sólo quien te acepte.