Las palabras pueden ser bonitas...