Jamás llores por alguien que no lloraría por ti.