Es divertido saber que aquellos que nos desean lo peor