En la vida no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague