El trabajo moderado fortifica al espíritu