Cuando señales con un dedo, recuerda que los otros tres dedos te señalan a ti