Se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar.