Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir