Siempre hay que buscarle el lado bueno de las cosas