Ser una pareja perfecta no significa no tener problemas, sino saberlos superarlos juntos.