Sacar algunas personas de mi vida no significa que las odie