Sácale la lengua a las penas, Feliz Domingo