Recuerda que nada ni nadie es indispensable